Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Estrella federal

miércoles, 26 de mayo de 2010

LA CIGARRA Y LA HORMIGA ( Dos versiones o distintas opiniones)

( Fabula de Esopo )
El sol del verano ardía sobre el campo. La cigarra cantaba a toda voz en las largas horas de la siesta, tranquilamente sentada en una rama. Comía cuando se le antojaba y no tenía preocupaciones. Entretanto, allá abajo, las hormigas trabajaban llevando la carga de alimentos al hormiguero. Terminó el verano, quedaron desnudos los árboles y el viento comenzó a soplar con fuerza.
La cigarra sintió frío y hambre. No tenía nada para comer y se helaba. Entonces fue a pedir auxilio a sus vecinas, las hormigas. Llamó a la puerta del abrigado hormiguero y una hormiga acudió.
La cigarra le pidió comida. _ ¿Por qué no guardaste en el verano cuando abundaba? ¿Qué hiciste? _ le preguntó la hormiga. _ Cantaba _respondió la cigarra. _¿Mientras yo trabajaba? ¡Pues ahora baila!_ dijo la hormiga dándole con la puerta en las narices.
MORALEJA
Debemos ser prevenidos y pensar en el futuro, para no vernos luego en dificultades.

MI OPINIÓN ( Muy distinta )

En mi niñez leí, como tarea escolar, entre otras fábulas la de " La cigarra y la hormiga"¿quien no la recuerda? Hoy vino a mi memoria pero cambiando los conceptos que entonces acepté como valederos, por el sentido de ejemplo ( desacertado por cierto ) que se daba al proceder de cada una de las protagonistas.
Mientras la hormiga se llevaba los honores por su laboriosidad y su continua e infatigable tarea
cuyo objetivo era acopiar alimentos en el verano para tener provisiones en la época invernal para
descansar tranquila y sin preocupaciones la cigarra en cambio era tildada de perezosa, frívola, inconsciente e insensata por no prever las consecuencias adversas de un futuro incierto.
La moraleja final daba por sentado que el ejemplo a seguir lo daba la hormiga con su constante trajinar, reprochando a cigarra su evidente desinterés.

Pero ahí está mi disenso. Mi propósito es reivindicar el nombre de alguien ( la cigarra ) que sin motivos, le ajudicaron conceptos de conductá equívocos, denigrantes y ofensivos de por vida, generación tras generación, soportando la discriminación general por el simple hecho de vivir en libertad; con la firme convicción de sus principios ancestrales, sin agredir a nadie y sin intención de hacerlo. Si alguien sale lastimado con su actitud, es ella sin duda
alguna.

Si bien la cigarra no ofrece un buen ejemplo por su falta de apego al trabajo, mucho menos la hormiga y su organizado ejército, por su acción egoista, destructora y cobarde.
Cometen su atropello amparadas en la oscuridad de la noche y en pocas horas convierten en ruinas lo que fuera un bello jardín o una espléndida huerta.

Hay quienes sí, son dignos de imitar. Trabajadoras incansables ( tanto o más que las hormigas ) que no se ocultan cobardemente y recorren grandes distanias para recolectar su precioso material; trasumantes y románticas criaturas, libando el nectar de las flores sin causarles daño y elaborando el dulce y delicioso producto de su faena ¿ adivinaron ?....sí, ¡ las avejas.!

¿Otro ejemplo? El colibrí, bellísimo, etéreo y colorido bailarín. Suspendido en el aire en genial
y mágica danza, recorriendo cuanta flor encuentra en su camino sin dañarlas rozándola con su largo pico en suprema manifestación de amor.
¡En que nos benefician?....nos ofrecen un espectáculo artístico, bello y gratuito que despierta,
al observarlo, un sentimiento de gratitud por haber tenido la oportunidad de gozarlo.

JUliana Gómez Cordero



jueves, 20 de mayo de 2010

Un Sexto Sentido con Amelia

¨HOMENAJE A MARÍA AMELIA

( En el primer aniversario de su muerte )

Quedó en mi recuerdo, como un grabado de ternura y afecto,
con la sencillez de los verdaderamente grandes, en un digno
ejemplo de fuerza y perseverancia, para servirnos de guía en
nuestra vocación de Blogueros Mayores, demostrando al
mundo que la edad no tiene importancia para las personas
que, como María Amelia López Soliño llevan en su corazón con
la más valiosa entereza, el deseo de vivir plenamente hasta el
último día de su vida, adaptándose a los tiempos modernos
en su afán de superarse, con la satisfacción de saber que su
paso por este mundo, no dejó espacios vacíos.
Hoy, 20 de mayo de 2010, hace un año que nos dejó sin su
presencia física, pero su esencia perdurará entre nosotros
para conducirnos por los senderos que su valor nos marcó.
Llegue hasta ella nuestro agradecimiento y nuestra promesa
de seguir su ejemplo como un homenaje a sus valores éticos
y morales.
¡ Dios la bendiga !

Juliana Gómez cordero

sábado, 15 de mayo de 2010

ALMAFUERTE ( Genial poeta Argentino )

Pedro Bonifacio Palacios nació en San Justo, provincia de Buenos Aires ( Argentina) el 13 de mayo de 1854. Escribió con el pseudónimo de Almafuerte. Se dedicó a la enseñanza en la provincia de Buenos Aires a pesar de no tener título habilitante ( lo que le costó a la larga su puesto ), durante el gobierno de Sarmiento y por sus poemas antigobernantes fue destituído de su trabajo.

A pesar de estos inconvenientes gozaba de gran reputación gracias a sus publicaciones en los diarios.
No quiso aceptar ningún empleo público, ya que el mismo criticaba duramente a quienes vivìan a expensas de los impuestos de la gente.

Muy apreciado por la juventud, recibió del Congreso Nacional una pensión vitalicia, por su trabajo. Pero no llegó a cobrarla, ya que murió antes. Falleció el 28 de Febrero de 1917 en la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires. Sus composiciones son de un tono predicativo. Todas fueron publicadas luego de su muerte. Hoy quiero poner de manifiesto mi admiración por su talento y mostrar a quienes no lo conocen , el imponderable valor de su obra literaria , publicando algunas de sus tantas poesías que considero dignas de ponderación .

Para empezar, lo haré con dos de su serie de "avanti"que la componen 5 poesías, tituladas ¡ Avanti !, ¡ piu Avanti !, ¡ Molto piu Avanti !, ¡ Molto piu Avanti ancora ! y ¡ Moltísimo piu Avanti ancora !.


¡ AVANTI !


Si te postran diez veces, te levantas

otras diez, atras cien, otras quinientas:

no han de ser tus caídas tan violentas

ni tampoco , por ley, han de ser tantas.

Con el hambre genial con que las plantas

asimilan el humus avarientas,

deglutiendo el rencor de las afrentas

se formaron los santos y las santas.

Obsesión casi asnal, para ser fuerte,

nada más necesita la criatura

y en cualquier infeliz se me figura

que se mellan los garfios de la suerte....

Todos los incurables tienen cura

cinco segundos antes de la muerte.
-----



PIU AVANTI


No te des por vencido , ni aún vencido,

no te sientas esclavo ni aún esclavo:

trémulo de pavor , piénsate bravo,

y arremete feróz , ya mal herido.

Ten el tesón del clavo enmohecido

que ya viejo y ruin vuelve a ser clavo;

no la cobarde estupidez del pavo

que amaina su plumaje al primer ruido.

Procede como Dios que nunca llora ;

o como Lucifer , que nunca reza ,

o como el robledal , cuya grandeza

necesita del agua y no la implora ...

Que muerda y vocifere vengadora ,

ya rodando en el polvo tu cabeza .
_____
Almafuerte.







sábado, 8 de mayo de 2010

SANTA AMALIA (Badajóz)

Pueblo al que amo sin conocerlo:

¿ Como se puede amar algo que no se conoce? sin embargo es lo que siento por ese pueblo que conozco por referencia de personas muy queridas para mí, que habitan en ese bello lugar.
Quién no considere factible conjugar una firme amistad por medio de la maravilla de Internet, ¡ cuan equivocado está !
Llámese milagro, causalidad o simplemente obra del destino, ¿ cómo saberlo? O acaso sentir que conducida por la mano de Dios, ¿llegué hasta asas personas para consolidar una hermosa y perdurable amistad ?
Por ellas fui conociendo, poco a poco la estructura de ese sencillo pero honorable pueblo, de gente laboriosa y emprendedora , cumpliendo cada cual con su misión de ir engrandeciéndolo cada día más.,

Me propuse compilar datos referentes a ese pueblo que despertaba mi curiosidad, y por distintos medios logré informes sobre sus comienzos de vida y de formación . Fui reconstruyendo su historia a pequeños trazos en una síntesis donde prevalece el sentimiento de unión de sus pobladores para crear una joya, en un páramo sin vistas de futuro, un espacio despoblado, unos baldíos de Realengo del Carrascal, Lomo De la Liebre y Montes Cuadrados.
Sucedió que un grupo de labradores de Don Benito, encabezados por Antonio López, formularon una petición al Rey Fernando Vll reclamándole tierras para sus cultivos, petición que fue concedida y autorizada en 1827.
El nombre de nuevo pueblo ( Santa Amalia ) se aplicó en honor a la tercera esposa del monarca, Maria Josefa Amalia de Sajonia y la Iglesia parroquial fue construida
entre 1831 y 1842 por el maestro albañil Fabián González.
EL pueblo fue creciendo, robusteciéndose hasta llegar a ser como es y con miras de seguir progresando por el impulso firme y persistente de sus habitantes, que ya suman 4,430.

Pero lo que me resta decir es que, mi cariño por ese pueblo tiene su origen en que, siendo yo nacida en Torrejoncillo - Cáceres, por consiguiente extremeña, pertenezco como socia de el “Centro Extremeño de Rosario” en Argentina , donde resido desde hace mucho tiempo. Cierto día llegó a dicho Centro una nota de la Asociación Cultural “Amigos de Santa Amalia” donde se nos daba la posibilidad de participar como colaboradores en la revista “LaCipea”. Viendo que no se trataba de ningún certamen ni concurso a los cuales no soy muy afecta, decidí participar enviando mis colaboraciones con relatos, poesías, cuentos, algunas reflexiones etc etc... integrándo así la larga lista de colaboradores de la revista.
Tuve la gran suerte de entablar una entrañable amistad con dos excepcionales miembros de la comisión directiva de la mencionada Asociación, Una es Isabel Pascual García ( presidenta) y la otra, no menos valiosa Feli Matilla Rodríguez ( tesorera). Doy gracias a Dios haberme permitido conocerlas virtualmente pero con la esperanza de poderlas conocer personalmente, un no lejano y feliz día. Hago extensivo mi afecto a sus familiares y amigos, al resto de los integrantes de la Comisión, y a todos los pobladores del pujante pueblo de Santa Amalia:

Juliana Gómez Cordero