Entradas populares

Se ha producido un error en este gadget.

Estrella federal

jueves, 2 de septiembre de 2010

EL CABALLO ( Reflexión)

Es extraordinario observar un caballo en su medio ambiente, y gozando de absoluta libertad, sin el acicalamiento a que es sometido en sus presentaciones para eventos predeterminados, que limitan su genuina expresión de fuerza y belleza primitiva. Así, agreste y en plena facultad de exponer sus ímpetus naturales, su brío y su destreza es la máxima expresión de una excelsa Obra de Arte, grandiosa y sublime.
Todo en él es magnífico ; su porte , su elegancia innata, su frescura y espontaneidad. Su pelaje sin mutilaciones en crines y colas, que la increíble velocidad de su galope, le confiere la singular expresión de cabelleras volátiles , aumentando su movimiento el agitar del viento con el impulso de su carrera.

En mi visita a Galicia ( España ) tuve la oportunidad de conocer los caballos salvajes, orgullo de la región y espectacular visión de los turistas que quedan maravillados al poder presenciar la inimaginable visión de esos bellos ejemplares, todos iguales como si fueran pintados con su pelaje tostado rojizo, negros y/o blancos y sus crines y colas abundantes que quisieran para sí , no pocas mujeres del lugar y fuera de él , tal la impactante belleza del conjunto en sí.

¡Que bueno sería para ellos que no los obligaran en las habituales redadas, a sentirse humillados con la agraviante y forzosa sumisión a que son sometidos al inducirlos a someterse a las tareas asignadas para provecho de los seres humanos!. ¿Alguien pensó alguna vez, ponerse en su lugar e imaginar su desencanto?
¿Dónde quedaron las verdes praderas, los caudalosos ríos, el desafiar los vientos?
Ya no son tan hermosos , les cortaron las alas de proceder con absoluta libertad , y adiós encanto. Una imperecedera nostalgia se apoderará de ellos hasta el triste final de sus días.
¡Que pena!

Juliana Gómez Cordero

8 comentarios:

  1. una maravilla el texto donde nos das a entender la hermosura de los caballos en toda su extensión de la palabra...son una verdadera belleza ...sabiduria y nobleza.
    Querida Juliana...gracias por tus palabras a mi poema "El desvan del septimo"cuando lo recité en el Casino Cultural ...gusto mucho.por la categoria ..sobriedad y rango que había en ese viejo desvan ...responde a gentes con refinada cultura y gentes religiosas las que alli habitaron...es digno de leer dos veces ,eso me dijeron mis compañeros de tertulias . gracias me deleita escrbir...
    un sincero abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  2. Mi querida amiga Juliana.
    Pero qué bien describes este viaje tuyo por tierras gallegas y tu precioso homenaje a esos lindos caballos en libertad.Me emociona tu ternura y sensibilidad a flor de piel...
    Espero te encuentres bien y en tu activadad plena.
    Te mando mis besos y abrazos de paz y amor.
    Carmendy

    ResponderEliminar
  3. Es frecuente ver por todo el Cantábrico (Asturias, Santander, Galícia) a los caballos pastando en verdes prados y en plena libertad, es un espectáculo maravilloso contemplarlos.
    Como siempre, querida amiga, una gozada leerte saboreando tu lirismo.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Hola Marina, mi comentario a tu poema lo hice con mucha sinceridad. Me agradó muchísimo y considero que escribes muy bién. Hay sapiencia en tus descripciones y leerte es conmovedor.
    Gracias por acercarte a mi rincón y comentar mi post.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  5. Eres muy dulce Carmendy y me agrada que me consideres tu amiga. Te correspondo con la misma sincera amistad, a la vez que agradezco el saludo que dejaste para mí en el rinconcito de nuestro querido y común amigo Terly. Gracias también por el comentario que me dejaste en mi post, por mi concepto hacia los caballos, a quienes admiro profundamente.
    Un afectuoso beso.

    ResponderEliminar
  6. Terly, querido amigo, me alegra que también tu, hayas podido apreciar la belleza de los caballos salvajes , que según me cuentas están en toda Cantabria, cosa que yo ignoraba. Yo los ví en Galicia, donde predominaban los de color castaño rojizo, cuyas imponentes crines y sus colas, también de gran porte que les llegaban al suelo, eran de un color rubio claro que,cuando galopaban , el aire las batía asemejando cabelleras de preciosas rubias corriendo por los campos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. hola

    si! que hermosura de caballos.
    saludos

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu comentario sobre los caballosvisité tu blog y me gust
    o mucho pero tengo dificultad con el idioma portugues.
    Me gustaron los videos también.
    Están muy buenos.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar